Una compañía con origen en Colombia creó unos platos plantables, compostables y biodegradables que motivan a la gente a enterrarlos ya que con el simple hecho de arrojarlos al suelo, pueden llegar a convertirse en una flor. Lifepack es la marca a la que muchos deberían aspirar a ser ya que busca revertir los daños del uso del plástico.

Luego de ser empleados, estos utensilios pueden plantarse; con este fin buscan dejar de lado el uso del plástico, uno de los materiales más utilizados y a la vez más contaminantes para el medioambiente.

Claudia Barona y Andrés Benavides, dueños de la compañía y también creadores de este nuevo material, detallaron que los platos desechables son de maíz y piña. De este modo, recolectan los productos en los procesos agrícolas de los campesinos de la región, a quienes compensan también monetariamente.

No Comments