Han logrado podio en los eventos más importantes del deporte mundial, pero la ambición que muestran la colombiana Caterine Ibargüen y la venezolana Yulimar Rojas para seguir agregando triunfos al palmarés que poseen no tiene freno.

La rivalidad que sostuvieron ayer en la parada de la Liga Diamante en Lausana, Suiza, fue la antesala de otros choques vibrantes de las mejores atletas de salto triple en los últimos años.

En el reencuentro en una competición entre ambas, luego de 23 meses, fue la antioqueña Ibargüen la que salió vencedora con un brinco de 14.89 metros, su mejor registro en la temporada.

“Esta victoria se la dedico a mi país”, fueron las palabras que expresó la nacida en Urabá hace 35 años, en medio de la felicidad, cuando fue abordada, minutos después de su salto final, por el vocero de la reunión.

Fue un triunfo para ganar confianza, para llenarse de motivación y para ajustar detalles mirando los venideros retos, entre ellos Juegos Panamericanos de Lima, este mes, y Mundial de atletismo de Doha, en septiembre, luego de la presión que ejerció durante la prueba la patriota Rojas.

Esta última, desde su segunda salida, registró 14.82 metros, marca que rebasó Caterine, que venía de fallar en el segundo, tercero y cuarto, solo hasta el quinto y penúltimo brinco.

“Ese es el atletismo, de crecerse a la hora de las dificultades. Veo muy bien a Caterine, es una muchacha poderosa, que siempre está fuerte”, comentó ayer la cubana Regla Sandrino, quien tuvo la oportunidad de dirigir a Ibargüen en sus años de juventud.

Tercera, en Lausana, finalizó la cubana Liadagmis Povea (14.77).

Con su nuevo triunfo en esta competencia, la saltadora paisa se consolida en el liderato con 16 puntos, seguida por las jamaiquinas Shanieka Ricketts (11) y Kimberly Williams (9).

Rojas, quien ostenta la mejor marca de la temporada con 15.06, es cuarta con 7 unidades. La venezolana fue quien acabó con el reinado de Ibargüen hace dos años al vencerla en el Mundial de Londres, y una lesión de tobillo la tuvo el 2018 fuera de las pistas.

La próxima contienda entre ambas será este 11 de julio, en la parada de la Liga de Diamante de Mónaco. “Excelente que se vuelve a ver este bonito duelo”, agregó Sandrino.

Han logrado podio en los eventos más importantes del deporte mundial, pero la ambición que muestran la colombiana Caterine Ibargüen y la venezolana Yulimar Rojas para seguir agregando triunfos al palmarés que poseen no tiene freno.

La rivalidad que sostuvieron ayer en la parada de la Liga Diamante en Lausana, Suiza, fue la antesala de otros choques vibrantes de las mejores atletas de salto triple en los últimos años.

En el reencuentro en una competición entre ambas, luego de 23 meses, fue la antioqueña Ibargüen la que salió vencedora con un brinco de 14.89 metros, su mejor registro en la temporada.

“Esta victoria se la dedico a mi país”, fueron las palabras que expresó la nacida en Urabá hace 35 años, en medio de la felicidad, cuando fue abordada, minutos después de su salto final, por el vocero de la reunión.

Fue un triunfo para ganar confianza, para llenarse de motivación y para ajustar detalles mirando los venideros retos, entre ellos Juegos Panamericanos de Lima, este mes, y Mundial de atletismo de Doha, en septiembre, luego de la presión que ejerció durante la prueba la patriota Rojas.

Esta última, desde su segunda salida, registró 14.82 metros, marca que rebasó Caterine, que venía de fallar en el segundo, tercero y cuarto, solo hasta el quinto y penúltimo brinco.

“Ese es el atletismo, de crecerse a la hora de las dificultades. Veo muy bien a Caterine, es una muchacha poderosa, que siempre está fuerte”, comentó ayer la cubana Regla Sandrino, quien tuvo la oportunidad de dirigir a Ibargüen en sus años de juventud.

Tercera, en Lausana, finalizó la cubana Liadagmis Povea (14.77).

Con su nuevo triunfo en esta competencia, la saltadora paisa se consolida en el liderato con 16 puntos, seguida por las jamaiquinas Shanieka Ricketts (11) y Kimberly Williams (9).

Rojas, quien ostenta la mejor marca de la temporada con 15.06, es cuarta con 7 unidades. La venezolana fue quien acabó con el reinado de Ibargüen hace dos años al vencerla en el Mundial de Londres, y una lesión de tobillo la tuvo el 2018 fuera de las pistas.

La próxima contienda entre ambas será este 11 de julio, en la parada de la Liga de Diamante de Mónaco. “Excelente que se vuelve a ver este bonito duelo”, agregó Sandrino.

No Comments