La UEFA presentó este miércoles a las Ligas Europeas un controvertido “proyecto” para una nueva Liga de Campeones a partir de 2024, favorable en principio a los clubes más grandes, durante una reunión en su sede de Nyon (Suiza), confirmaron a la AFP fuentes concordantes.

Hasta ahora se habían sucedido los rumores sobre esta reforma, que con su presentación empieza a tomar una forma más concreta.

Según ese plan, habría cuatro grupos de ocho equipos, lo que aumentaría el número de partidos europeos para cada club (catorce jornadas en la fase de grupos en vez de las seis actuales), y un sistema de ascenso-descenso, favorable en principio para los intereses de los clubes más importantes.

 

“No se ha tomado ninguna decisión. Hasta ahora sólo son ideas y opiniones”, subrayó el presidente de la organización europea, Aleksander Ceferin, en un comunicado.

En cambio, en contra de lo que se había especulado en las últimas semanas, no habría partidos europeos en los fines de semana, lo que había puesto en pie de guerra a las Ligas Europeas, que reunidas el martes en Madrid habían mostrado su rechazo al proyecto de la UEFA, al considerar que perjudica a los campeonatos nacionales.

“El proceso comienza. Veremos cómo evolucionan las discusiones y las negociaciones”, reaccionó este miércoles la Asociación de Ligas Profesionales (European Leagues) en una declaración a la AFP.

El sueco Lars-Christer Olsson, presidente de European Leagues, pidió a la UEFA que les incluya “en el proceso de decisión”.

¿Un torneo más cerrado?

El director general de la Liga de Fútbol Profesional francesa (LFP), Didier Quillot, no quiso realizar “comentarios”, pero confirmó que la UEFA realizó una “presentación detallada” del proyecto de reforma de la Liga de Campeones, dirigida hacia una competición más cerrada.

Quillot había reclamado el martes en Madrid que la UEFA tenía que “repensarse” el proyecto, rechazando un torneo cerrado de facto. “No queremos poner en riesgo nuestros ingresos, nuestros derechos televisivos”, advirtió.

Según el nuevo proyecto, los cinco primeros equipos de cada uno de los cuatro grupos de ocho se clasificarían directamente para la edición siguiente, independientemente de su clasificación en su liga, lo que podría reducir el interés por los campeonatos domésticos.

Un número importante de los equipos presentes en la primera temporada tendrían garantizada la presencia en la siguiente, lo que confiere al torneo un aspecto de ‘liga casi cerrada’, que diversos sectores del fútbol europeo critican.

“El proceso debe cambiar, de la información a la auténtica negociación (…) Las competiciones domésticas deben ser la base de las competiciones internacionales. Se debe clasificar a las competiciones de la UEFA a través de los campeonatos nacionales. Sin eso, es imposible mantener el interés de los hinchas”, había estimado Olsson el martes, diciendo que hablaba en nombre de “una amplia mayoría de los clubes presentes” en la reunión de Madrid.

Según varios medios, la Asociación Europea de Clubes de Fútbol (ECA) y su presidente, Andrea Agnelli (Juventus), están detrás del proyecto.

No Comments